Rejuvenecimiento Facial

La cirugía de rejuvenecimiento facial, también llamada Ritidectomía, Face Lift o Lifting Facial, incluye varios procedimientos que se pueden realizar en forma aislada o combinada para corregir los estigmas de la edad dependiendo de las necesidades de cada paciente.

En el proceso de envejecimiento las cejas empiezan a caer y empujan el párpado superior ocasionando la aparición de pliegues por un aparente exceso de piel dando un aspecto de cansancio o tristeza.

En estos casos la Pexia (levantamiento) de Cejas y la Blefaroplastía Superior (cirugía de párpados) son las cirugías indicadas. La Pexia de cejas se realiza a través de 2 pequeñas incisiones en el cuero cabelludo sin dejar cicatrices visibles. Con la Blefaroplastía se eliminan la piel y grasa excesiva del párpado superior a través de una incisión en el pliegue natural del mismo, de tal manera que tampoco quedará una cicatriz visible

En los párpados inferiores pueden aparecer “bolsas” por la protrusión de la grasa que normalmente se encuentra alrededor de los ojos. En estos casos se realiza una Blefaroplastía inferior a través de una incisión inmediatamente debajo de las pestañas o por dentro del párpado para recolocar dicha grasa y reforzar los tejidos que la mantienen en su lugar.

En las Mejillas observamos una caída de los tejidos profundos que originan la presencia de los Surcos Nasogenianos y las “líneas de marioneta”, pliegues que van de la nariz a la comisura de la boca o de esta última al mentón respectivamente, así como la caída de los tejidos que forman una prominencia conocida como “Jowl” a los lados del mentón. La cirugía indicada en estos casos es la Ritidectomía o Lifting de Mejillas, con la que se recolocarán dichos tejidos a través de una incisión que se coloca alrededor del borde de la oreja.

En el cuello podemos encontrar acumulación de grasa (papada) que puede ser corregida con Lipoescultura , o flacidez de la piel y del músculo, en cuyo caso la cirugía a realizar es la Plastía de cuello o Cervicoplastía a través una incisión debajo del mentón para reafirmar el músculo, y eliminando el exceso de piel a través de la incisión alrededor de la oreja que mencionamos anteriormente.

En la cirugía de rejuvenecimiento facial se reposicionan los tejidos para obtener un rostro más joven y con aspecto natural.

En algunos casos es útil el uso de rellenos sintéticos, injerto de grasa o aplicación de BOTOX en combinación con la cirugía.

Se realiza en forma ambulatoria con anestesia local y sedación, para que se encuentre tranquilo y relajado durante la operación.

Las molestias post-operatorias consisten en inflamación y aparición de “moretones” en algunas partes de su rostro, los cuales desaparecen entre una y dos semanas. El dolor espontáneo es prácticamente nulo.